La Representación Social según Denise Jodelet, citas y comentarios

Representar, en un sentido muy práctico, puede ser mostrar algo o hablar de algo, en un medio que pueda ser compartido, asociando significados a eso que se muestra para transmitir un mensaje que todos o la mayoría entienda.

Un medio como la televisión, un afiche, una conferencia, una nota de prensa, incluso algo personal como un tatuaje sirve para plasmar una representación. Y cuando la representación de un grupo, un género, una identidad, tiene una exposición social y masiva ¿qué pasa? ¿qué efecto tiene representar de una forma u otra a las personas mayores, a los niños, a las mujeres o a los adolescentes?

En este post transcribo algunas notas y citas del artículo de Denise Jodelet titulado La representación socialJodelet, Denise (1984) “La representación social. Fenómenos, concepto y teoría”, en Serge Moscovici y coautores. Psicología social II. Psicología social y problemas sociales. Paidós. Barcelona. 1988.

La representacion social - denise jodelet

¿Qué es la representación social?

Jodelet ofrece esta definición sobre respresentar “…representar es sustituir a, estar en lugar de. En este sentido, la representación es el representante mental de algo: objeto, persona, acontencimiento, imagen, etc. Por esta razón, la representación está emparentada con el signo, con el símbolo” (Jodelet, 1984: 475).

Me gusta el argumento práctico y claro de Jodelet al plantear que la representación se realiza en un algo, en un signo, en una figura. Afirma que la representación es un soporte figurativo en el cual se posa un significado abstracto (por ejemplo, convenimos que un corazón representa el amor): “lo que significa que a toda figura corresponda un sentido y a todo sentido corresponda una figura” (Jodelet, 1984: 476).

“…representar es sustituir a, estar en lugar de. En este sentido, la representación es el representante mental de algo: objeto, persona, acontencimiento, imagen, etc. Por esta razón, la representación está emparentada con el signo, con el símbolo” D. Jodelet

Existe pues una objetivación cuando se representa, “al poner en imágenes las nociones abstractas, da una textura material a las ideas, hace corresponder cosas con palabras, da cuerpo a esquemas conceptuales” (Jodelet, 1984: 481). Objetivizar, añade, es reabsorber un exceso de significados materializándolos (Moscovici, 1976).

Claramente, los significados, conceptos, estilos de vida y demás, se re-crean debido a las representaciones, y a éstos les asignamos serie de signos cuando los representamos: “Una manera de interpretar y de pensar nuestra realidad cotidiana, una forma de conocimiento social” (p. 473).

Dice Denise Jodelet que un ejemplo de lo anterior son las imágenes que condensan un conjunto de significados, “sistemas de referencia que nos pemiten interpretar lo que nos sucede” (p. 472). Habla de un conocimiento social, compartido, según lo cual “lo social interviene allí; por ejemplo, a través de códigos, valores e ideologías relacionadas con las posiciones y pertenencias sociales específicas” (Jodelet, 1984: 473)

La representación está todo el tiempo en el ámbito social, es a través de la representación de nuestras identidades y roles, y de nuestras actividades, como encontramos significados que nos hablan de representaciones de clase, de género, de edad, etc … “se trata de un conocimiento práctico. Al dar sentido, dentro de un incesante movimiento social, a acontecimientos y actos que terminan por sernos habituales, este conocimiento forja las evidencias de nuestra realidad concensual, participa en la construcción social de nuestra realidad” (Jodelet, 1984: 473).

Dos citas textuales más de Denise Jodelet, que sirven para conceptualizar los vericuetos de este complejo tema de la representación:

  • La representación como una forma de discurso… sus propiedades sociales provienen de la situación de comunicación, de la pertenencia social de los sujetos que hablan y de la finalidad de su discurso” (Jodelet, 1984: 479)
  • Otra perspectiva de la representación, más sociologizante y que hace al sujeo portador de determinaciones sociales, basa la actividad representativa en la reproducción de los esquemas de pensamiento socialmente establecidos, de visiones estructuradas por ideologías dominantes o en el redoblamiento analógico de relaciones sociales” (Jodelet, 1984: 480)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *