El Prisionero del Cielo: una «película» de Carlos Ruíz Zafón

El prisionero del cielo - reseña del libro
0
(0)

El Prisionero del Cielo (2011) es una obra de Carlos Ruiz Zafón que rápidamente se conviritó en Bestseller. No sé muy bien cómo decirlo, pero al terminar de leer este libro siento que he leído una magnífica historia que ya había visto o que ya me habían contado. Creo que he visto esta historia en varias películas y leído la misma estructura narrativa, si puedo llamarle así, en otras novelas, con personajes similares que tenían otros nombres, en ciudades distintas que se parecían mucho.

Tengo un indicador de lectura que me dice cuán interesante ha sido un libro para mi: mis apuntes. Soy un lector que toma apuntes y que hace reseñas. No niego que El Prisionero del Cielo sea una novela muy entretenida y estupendamente escrita, pero después de las 379 páginas no he tomado más que dos o tres apuntes. No tomé nota de ninguna cita textual, no me quedó ninguna frase que me hay provocado una reflexión interesante. Sin embargo, afirmo que la novela es muy buena, incluso tiene buen sentido del humor. ¿Cuál es la fórmula?

Intento resumir la novela en un párrafo: un prisionero (Fermín) logra escapar de la cárcel gracias al plan de escape (a lo Montecristo) que inventa otro prisionero (David Martín), con quien ha entablado amistad y confesado historias de vida. Éste le pide que cuide del hijo de su amada amiga (Daniel) cuando se fuge de la prisión.  Pasados los años y después de haber formado una amistad, Fermín le revela esta historia a Daniel, dándole detalles y enseñándole el verdugo de su madre 20 años atrás: el director de la prisión de Montjuic. Daniel se debate entre la venganza y el olvido. La historia termina en un «continuará».

Confieso que la novela me pareció fast food literario. Confieso que estaba deliciosa. Le debo miles de reconocimientos y felicitaciones al autor. Es digno de admirar. La trama es cautivante y el texto permite ser leído sin problemas. NO es como leer «En Busca del Tiempo Perdido», donde el lector tiene que hacer un esfuerzo de concentración inmenso, NO es como leer «Cien Años de Soledad» donde el autor tiene que hacer un árbol genealógico para no perderse en la lectura, NO es como leer «Trópico de Cáncer» donde el autor es sometido a reflexiones e interpelaciones existenciales.

Con todo respeto al autor, se debe decir que esta novela es de fácil consumo para un público masivo. Varias cualidades del libro soportan la anterior afirmación:

1. No es una narración difícil

No es una historia reflexiva, la historia es fácil de entender, los personajes se debaten entre la supervivencia y la venganza, hay drama muerte y amor pero no hay grandes dilemas que generen fuertes preguntas a los lectores. Los argumentos del libro no incomodan ligeramente, no perturban en lo más mínimo la mente, por el contrario son dulces pasteles narrativos fáciles de pasar.

2. Es un libro de 379 páginas 

Es un gran número de páginas que se leen rápido por cualquier persona que sepa más o menos leer. Este efecto tiene un amplio impacto en el público y una enorme onda expansiva en el mercado, porque leer un libro extenso rápidamente es un logro intelectual que se comparte, que se da a conocer en el voz a voz. Hablé con varias personas que leyeron la trilogía del Cementerio de los Libros Olvidados y me dijeron que el libro les había gustado mucho y que se sentían muy orgullosos de haberlo leído rápido. Se sentían cultos. Curiosamente, el grupo de lectores que consulté no habían leído obras de Dostoyevski, Kafka o Bukowski.

3. El diseño del libro

Cada página se lee rápido. El tamaño de la letra y el amplio y cómodo interlineado permiten pasar las páginas rápidamente. Es placentero sentir que se avanza en el libro, que no te deja estancado, que no te ralentiza, que no te hace volver atrás para entender bien qué es lo que pasa en la narración. Esto es sin duda un acierto de la producción. No se podría hacer esto con «Los Hermanos Karamazov» porque resultaría un libro costosísimo de 1000 o más páginas.

4. La saga

Es genial tener una saga, que el final de la historia en el libro no esté verdaderamente cerrado. Teniendo en cuenta las anteriores 3 características, si además la novela pertenece a una saga podemos decir que se aplica uno de los ganchos narrativos o de lectura más exitosos en las últimas décadas.

Tal vez exagero y soy severo en mis apreciaciones a esta Buena Novela. Pido disculpas al extraviado lector que haya llegado a esta línea por mis blasfemias literarias. Pero es que este libro es un ejemplo perfecto para entender el fast food literario (uno que sabe bien) y el mercado de los bestseller. Tengo que dar mis apreciaciones sobre La Sombra del Viento y El Juego del Ángel para completar el gran aprendizaje sobre el contexto de la literatura contemporánea (y el mercado) que permiten estos libros.

¿Cómo te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor: julianbueno

Antropólogo de formación, admirador de la literatura, la filosofía y el arte; escribir reseñas y análisis de libros es una manera de volver a ellos a través de nuestros apuntes. En Lectura-abierta.com todo el mundo está invitado a publicar sus experiencias de lectura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.