Breve análisis de la Ilíada: honor, epítetos y cultura material

La Ilíada y la Odisea son los dos poemas épicos atribuidos a Homero, y son, tal vez, las obras literarias más influyentes de la historia en el mundo occidental. Aunque se discute la autoría de Homero, se cree que ambos poemas serían más o menos del siglo VIII a.c., época en la que habría vivido Homero. Los acontecimientos narrados en la Ilíada se refieren a una historia supuestamente ocurrida hacia el siglo XIII a.c., cuando la ciudad de Micenas era el centro de una sociedad que colapsaría tiempo después. Estas fechas enseñan cuán antiguo es el género de la poesía y ponen de relieve que la Ilíada es un poema épico que fue transmitido oralmente; por esta razón, habría sido creado y recreado por diversos poetas o rapsodas a lo largo de generaciones, generando variaciones y versiones paralelas. Sin embargo, su esencia, la estructura mítica del relato, al decir de Levi Strauss, permanecería en tanto fuente de verdad y de creencia: “el propósito del mito es proveer un modelo lógico capaz de superar la contradicción” (Levi Strauss en “Antropología Estructural”). No existió una única versión mítica de la Ilíada, todas las versiones eran el mito. Ciertamente, los griegos tenían a la Ilíada como una historia verdadera, un historia mítica, legendaria y cierta. Para Platón y Aristóteles, la Ilíada ya era un relato antiguo, aunque no menos verdadero. Aunque actualmente entendamos a la Ilíada como una obra de ficción, incluso algunos la ubican en la raíz de la literatura fantástica, no por ello carece de numerosas referencias históricas. El mismo Heinrich Schliemann encontró, con la Ilíada bajo el brazo y en la actual Turquía, las ruinas de Troya; y en las ruinas de Micenas, creía haber encontrado la tumba del mismísimo Agamenón. Pocas obras están en la base de la literatura como estos dos pilares que sorprenden por su antigüedad, extensión, riqueza, complejidad e influencia. La Ilíada ha sido muy estudiada y lo seguirá siendo, ya que su lectura volverá a sorprender a las generaciones por venir. Es un mito de la sociedad occidental y aunque la consideremos ficción, contiene en sus versos grandes verdades y arquetipos sobre el comportamiento humano, la simbología y la cultura.

Continuar leyendo «Breve análisis de la Ilíada: honor, epítetos y cultura material»

Reseña de Los aparecidos de Óscar Godoy Barbosa, una novela simbolista

Los aparecidos es una novela con una buena dosis de simbolismo y que combina con acierto el relato realista con el relato fantástico. Su autor, el ibaguereño Óscar Godoy Barbosa (1961), logra un encuentro muy interesante entre la realidad campesina colombiana golpeada por la violencia de los grupos paramilitares y una herencia cultural rica en leyendas, espíritus y seres fantásticos de la naturaleza. Es un relato muy original, dividido en 23 capítulos. La novela gira en torno al inspector de policía de 24 años, Daniel Valencia, al que acude una familia para denunciar la desaparición de la joven Myriam quien, según su abuela Chila, ha sido raptada por un ser robusto, peludo y misterioso que se refugia en el cañón, montaña arriba, y a quien llama “el hombre del río”.

Continuar leyendo «Reseña de Los aparecidos de Óscar Godoy Barbosa, una novela simbolista»

Reseña de “Escribirás todos los días” de Natalia Vázquez

Esta reseña sobre el libro “Escribirás todos los días”, por momentos, adquiere la forma de carta a su autora, Natalia Vázquez. He leído 108 textos (creo) llenos de palabras libres que comparten ciertos descubrimientos y explicaciones de la vida cotidiana. Reconforta leer tus revelaciones, tomando la forma de poema, cuento breve o microrrelato. Reconforta porque me hacen sentir que todas las palabras, todas las observaciones, todas las verdades, todas las explicaciones del mundo tienen derecho a existir. Los microrrelatos en “Escribirás todos los días” me han recordado a las agudas ocurrencias y cuentos breves de Augusto Monterroso en libros como “La oveja negra y demás fábulas” o “La palabra mágica”.

Continuar leyendo «Reseña de “Escribirás todos los días” de Natalia Vázquez»

Acerca de “El filtro”, un cuento de Stendhal

El cuento “El filtro (imitado del italiano de Silvia Valperta)” tiene muchos de los ingredientes usados por Stendhal en otros relatos. Ocurre en algún año del siglo XIX, en “el verano de 18…” escribe el autor; la mujer central en el relato, Leonor, es muy bella y joven, con un carácter un tanto disfuncional (como Nina de Vanghel); y las acciones de los personajes guardan una relación con su nacionalidad. El relato ocurre en Francia, pero Leonor es española y su esposo Gutier Ferrandez también, de Cartagena. Por otra parte, el paréntesis “(imitado del italiano de Silvia Valperta)” podría indicar que se trata de una versión del cuento de Silvia Valperta o de una traducción del italiano al francés; no obstante, nunca se encontró quién era Silvia Valperta. Tal vez Stendhal escribió eso solo para mostrar que se trataba de un relato real, ajeno a su imaginación.

Continuar leyendo «Acerca de “El filtro”, un cuento de Stendhal»

Acerca de “El arca y el aparecido”, un cuento de Stendhal

El arca y el aparecido (aventura española)” es un cuento de Stendhal que cuenta con varios ingredientes propios de su literatura y exploraciones humanas. No en vano el título incluye el paréntesis “(aventura española)”, porque con este relato expone que se trata de una historia propia de españoles, situada en el pueblo de Alcolote y en Granada. Las emociones, relaciones y sentires de los nacionales de un país es un tema característico del romanticismo y Stendhal lo exploraba en sus relatos. Además, él mismo era sensible a ello gracias a sus viajes.

Continuar leyendo «Acerca de “El arca y el aparecido”, un cuento de Stendhal»

Acerca de «Mina de Vanghel», un relato de Stendhal

Este relato tiene como personaje central a la alemana Mina de Vanghel, hija del conde de Vanghel, militar pero filósofo de vocación, quien deja la milicia y se retira en 1814 en Königsberg (hoy Kaliningrado). Como en otros cuentos de Stendhal aquí también se exploran relaciones y dramas de la aristocracia, y Mina de Vanghel, heredera de una gran fortuna, es la mujer protagonista, también hermosa, especial, única, aunque sombría: “el carácter romántico y sombrío que a veces brillaba en sus ojos”. La muerte de su padre y un posible y conveniente matrimonio con un oficial prusiano son suficientes motivos para exiliarse a París.

Continuar leyendo «Acerca de «Mina de Vanghel», un relato de Stendhal»