Literatura inglesa

La literatura inglesa tiene una historia extensa y compleja, es una de las literaturas más antiguas e influyentes de Occidente. Podemos hablar de literatura inglesa desde el siglo V, Alta Edad Media, cuando el Imperio Romano empieza a abandonar las islas británicas y los pueblos de origen germánico empiezan a ocuparla. Los 9 periodos más importantes en la literatura inglesa son:

Inglés Antiguo

Recoge la literatura escrita en inglés antiguo desde el año 600 hasta el 1066 (año de la conquista Normanda). Los géneros más extendidos son la poesía épica o heroica, los sermones, traducciones de la Biblia, textos legales, crónicas, acertijos y trabalenguas, entre otros. Los textos más importantes de la época son Beowulf, Crónica Anglosajona y el Libro de Exeter. Es muy claro que estos textos recogen una literatura oral más antigua, relacionada con mitologías, leyendas y la herencia cristiana temprana.

Un gran número de textos del periodo anglosajón se encuentran escritos tanto en latín como en lengua vernácula, la cual se empezó a escribir desde las invasiones danesas, así mismo, el rey Alfred el Grande se esforzó por restaurar la cultura inglesa.

Literatura inglesa en la Edad Media

En la Edad Media la literatura inglesa antigua de los sajones subyugados fue alterada e influenciada por los escritos latinos y anglonormandos, de origen extranjero, en los predominan los textos escritos por el clero y por los conquistadores normandos (de origen vikingo, previamente asentados en Normandía, Francia). La literatura francesa de la época tuvo una evidente influencia en la inglesa, así encontramos el romance, por ejemplo en la figura de Chetrien de Troyes (autor de los Romances artúricos), el cantar de gesta, la poesía alegórica, el amor cortés y la alegoría del sueño. De esta combinación surgió un instrumento lingüístico flexible y sutil explotado en el siglo XIV por William Langland (autor de Piers Plowman) y Geoffrey Chaucer (considerado «padre de la literatura inglesa y autor de The Canterbury Tales). Unos siglos después, William Shakespeare heredaría la sutilidad y riqueza literaria expresada por estos autores.

En cuanto al teatro se dan sobre todo las obras sacramentales y misterios (Miracle, Morality and Mystery plays). Son textos mayoritariamente anónimos y tratan temas de la religión mezclados con música folclórica e influidos por las obras litúrgicas. Las obras que se conservan, que han sido las más importantes, pertenecen a los ciclos de York, Wakefield, Chester y Conventry. Dentro de las obras de moralidad han sobrevivido 5 y son: Mankind, The Pride of Life, The Castle of Perseverance, Wistom, Everyman.

Sigue este enlace para saber más sobre la literatura inglesa en el Medioevo.

Literatura del Renacimiento inglés

La literatura inglesa del renacimiento comienza con la dinastía Tudor, quienes promueven el humanismo y la cultura, el teatro por ello evoluciona rápidamente. Hay tres periodos principales: Teatro Isabelino (comedias y tragedias), Jacobita (tragedias de venganza) y Carolingio (tragedias sangrientas). Se prohíben las obras de misterio ya que hay que adaptarlas al nuevo dogma religioso, el anglicano (debido al cisma con el Vaticano, resultado directo del divorcio del rey Enrique VIII con Catalina de Aragón).

Los primeros teatros se situaron en los límites legales de la ciudad, es decir, cerca del río o de las murallas, hasta que en 1574, el parlamento declaró que el espectáculo teatral era una mala influencia porque incitaba al pecado a las gentes que iban a ver las representaciones, por lo que las compañías teatrales decidieron salir de las ciudades para poder representar sin tanta censura. La ribera sur del Támesis en Londres se convirtió en el área teatral por excelencia. En las nuevas obras los autores rompen con los 3 preceptos aristotélicos de acción, tiempo y espacio y en cambio, sus obras siguen una estructura en 5 actos. También es importante recordar que durante la Edad Media predominó la Teoría de los Cuatro Humores y que esto también desaparece en el Renacimiento hasta Ben Johnson que la recupera.

Teatro isabelino

Desde Isabel I en el año 1558 hasta la muerte de su sucesor, Jacobo I, en el año 1625. Autores destacados de este periodo: Christopher Marlowe (Doctor Faustus), William Shakespeare (Hamlet, Sueño de una noche de verano, Romeo y Julieta, La Tempestad, entre muchas otras obras). Se caracteriza por una clara ruptura con el teatro medieval.

Teatro Jacobita

Destacan Ben Johnson (El alquimista), John Fletcher y Francis Beaumont. Uno de los proyectos más importantes fundado y financiado por el rey Jacobo I fue la Biblia del rey Jacobo escrita por William Tyndale. En poesía destacaron John Done y los poetas metafísicos influenciados ya por el estilo barroco. Los temas centrales son el misticismo cristiano y el erotismo; los poetas metafísicos utilizaron figuras «no poéticas» para conseguir un efecto sorpresa en el lector. El estilo de la poesía barroca es elevada, épica y religiosa. Muchos de los poetas que adquirieron este estilo tenían una especial sensibilidad católica y escribieron sus poemas para apoyar la Contrarreforma católica.

Época carolingia

Las figuras públicas de más poder en la época fueron el rey Carlos I y Oliver Cromwell. Es la época del Commonwealth (1649 – 1660), el Protectorado (1654 – 1658) y la Guerra Civil (1642 – 1688). Así en esta época tan turbulenta, nació la literatura política y panfletaria. Destacan autores como Thomas Hobbes (Leviathan) John Milton y Andrew Marvell. También nacen los periódicos, destacan como periodistas de época Henry Muddiman, John Birkenhead y Marchamont Needham.

Literatura inglesa de la Restauración

La censura y el moralismo radical que existían durante el régimen puritano de Cromwell provocaron una ruptura en la cultura literaria, durante la Restauración, todas las formas literarias experimentaron un renacimiento. La forma poética más destacada fue la sátira, las cuales se publicaban de forma anónima para evitar problemas graves para el autor, como la «ley de difamación». John Dryden (1631 – 1700), influyente dramaturgo y poeta, estuvo vigilado por presuntos escritos difamatorios de la nobleza. Entre sus obras se encuentran A Panegyric on his Coronation (1662) y Marriage à la mode (1672).

La literatura de la Restauración también incluye obras como El paraíso perdido de John Milton, Sodoma de John Wilmot, La esposa del campo de William Wycherley, o El progreso del peregrino de John Bunyan. La prosa se centró en los escritos cristianos aunque se iniciaron dos géneros que dominaron periodos posteriores: la ficción y el periodismo. Persistió el radicalismo religioso y muchos autores puritanos como John Milton o pertenecientes a los quakers tuvieron que abandonar la vida pública y muchos emigraban a las colonias en Norteamérica.

La ilustración

El siglo XVIII fue un periodo en el que la industria y el comercio tuvieron un gran desarrollo. La expansión del Imperio Británico pasó de Norteamérica a la India y a Australia, por lo que nuevas compañías mercantes se establecieron en el panorama global como por ejemplo The East India Company and The Hudson Bay Company. En este sentido, se han conservado muchos tratados de comercio y textos legales, sobre todo registros de barcos mercantes y guías de viaje. Así, siglos de tradición fueron expandidos hacia nuevos horizontes como la exploración de nuevos continentes, la ciencia y el individualismo. Es una época en la que las autobiografías también tienen un gran apogeo, ya que el análisis de la propia persona era de vital importancia, sobre todo con la emergencia de filosofías ligadas al ser humano. A pesar de no ser británica, una de las más importantes fue la Autobiografía de Benjamin Franklin.

Aunque priman los textos de no ficción, los escritores utilizaban elementos ficticios y fantásticos para llegar al punto principal de la novela. Daniel Defoe con su obra Robinson Crusoe (1719) gozó de gran popularidad en su momento. En este aspecto, al público no le importaba tanto que el texto fuera más o menos ficticio siempre y cuando el argumento tratara con lugares recónditos, aventuras, exploración de las nuevas colonias… De esta manera, aparecieron revistas mensuales en las que se publicaban los avances científicas, nuevos territorios y nuevas corrientes filosóficas entre otros.

Muchos de los escritores de la ilustración tenían un especial interés en la política de la época, por lo que la sátira política se convirtió en uno de los estilos más extendidos a la hora de criticar a las figuras políticas de la época. Algunos de los autores más destacados que usaban la sátira fueron Jonathan Swift (Los viajes de Gulliver – 1726), Alexander Pope y Mary Wollstonecraft (sus obras son de finales del silgo XVIII y escribió textos políticos como «Vindicación de los derechos del hombre» y más tarde «Vindicación de los derechos de la mujer»).

Romanticismo

La literatura del romanticismo inglés abarca desde el final del siglo XVIII hasta la primera mitad del siglo XIX (1785 – 1830). Este movimiento se centra en la relación del hombre con la naturaleza y sus raíces, es una celebración del mundo natural y de la experiencia individual con los tonos melancólicos y de soledad. El romanticismo es en sí, un abandono y un rechazo al pensamiento ilustrado y al racionalismo.

Marcado por las nuevas influencias ideológicas de la Revolución Francesa (1789 – 1799) las cuales fueron acogidas y apoyadas por grandes escritores ingleses como Mary Wollstonecraft (Vindication of the Rights of Men – 1790), quien luego escribiría uno de los primeros tratados feministas (Vindication of the Rights of Women – 1792), William Wordswoth, Samuel T. Coleridge, John Keats y anterior a ellos, William Blake (autor de Todas las religiones son una). Es la primera era literaria en el que las mujeres escritoras comienzan a florecer y a ser verdaderas rivales para los hombres, les eclipsan en ventas y en reputación. Encontramos mujeres como Jane Austen (Pride and predujice – 1813), Mary Shelley (Frankenstein – 1810), Elizabeth Barret Browning o Christina Rossetti. Las principales características del romanticismo son:

  • El concepto de poesía y la figura del poeta
  • Conmemoración de la naturaleza
  • Espontaneidad y libertad poéticas
  • Interés en el ser humano corriente y en la marginalidad
  • Lo sobrenatural, lo fantástico (el gótico)
  • El héroe byroniano y la falacia del patetismo

Literatura de la época Victoriana

Se conoce así al periodo que abarca la segunda mitad del siglo XIX: desde la coronación de la Reina Victoria en 1837 hasta 1901. Tiene realmente tres periodos en los que se ve claramente que los valores van cambiando: Temprano, Mediados y Tardío.

Temprano (1830 – 1848): Está caracterizada por la “democratización” de la literatura. Es el auge de otras formas literarias como los periódicos, las revistas y la novela se convierte en la obra narrativa por antonomasia.

Mediados (1848 – 1870): Comienzan las exposiciones universales y es un periodo en el que la corriente del positivismo tiene gran influencia. Es la época dorada en la que los valores victorianos y las apariencias en sociedad. Habrá un cisma en la fe ya que Charles Darwin introduce la duda con la teoría de la evolución de las especies. Finalmente es la época de oro en la novela manierista, doméstica y se desarrolla el realismo psicológico con George Eliot y Henry James.

Tardío (1870 – 1901): El escepticismo se extiende por la decadencia de los principios victorianos. La Revolución Industrial y los avances tecnológicos siguieron provocando crisis morales y de fe en la religión. Un tema muy amplio es la doble moral y la hipocresía que se daba en la alta sociedad, así también hay un movimiento crítico hacia los escritores pasados, hacia el exceso de subjetividad de los poetas románticos. Es una época en la que el realismo se adultera con la representación fantástica, es decir, se presenta la realidad de las personas, aunque en muchos casos, se hace uso de elementos fantásticos. Los movimientos principales dentro de la literatura victoriana son: el prerrafaelismo, el decadentismo, esteticismo, realismo y naturalismo.

La novela en la época victoriana

Esta retrata una especie de idealización sobre las dificultades de la vida, en la que el trabajo, la perseverancia, el amor y la suerte finalmente triunfan. Debía tener una moraleja, o una serie de enseñanzas en su núcleo temático, conforme el siglo decimonónico avanza, esta idealización se deshace y la ficción victoriana se vuelve más compleja y entre otras cosas, se torna más gótica. Se hace uso de objetos simbólicos como los espejos, los retratos, los reflejos y otras figuras como el dopplegänger. Los autores principales son Charles Dickens (Oliver Twist, A Christmas carol, Great expectations), George Eliot, Lord Tennyson, Elizabeth Barret Browning, Oscar Wilde (El retrato de Dorian Gray, El fantasma de Canterville), y las hermanas Brontë.

La poesía en la época victoriana

La poesía victoriana se caracteriza por la experimentación en los estilos literarios y las técnicas de narración en sus creaciones poéticas. Algunas formas que se recuperan son, por ejemplo, los poemas épicos. Alfred Lord Tennyson, nombrado «Poeta laureado» Por la reina Victoria en 1850, utiliza la técnica del monólogo dramático.

El siglo XX: el modernismo en Inglaterra

El modernismo es un periodo literario que comenzó alrededor de 1900 y duró hasta los años 40. El modernismo es un periodo en el que los escritores se rebelaron contra las normas literarias del siglo decimonónico que tenían mayoritariamente una historia narrativa clara. Para cumplir este propósito utilizaron nuevas técnicas de narración como el verso libre, múltiples puntos de vista y el “stream of consciousness” (flujo de conciencia) como en La Señora Dalloway de Virginia Woolf, así como la inclusión de culturas “exóticas”. Se considera que los precursores de este movimiento literario en inglés son Emily Dickinson y Walt Whitman; en este sentido, tomaron el relevo los poetas imaginistas. Estos poetas escribían poemas cortos y elegían sus palabras a conciencia ya que su obra debía ser relevante y directa. Cuando estos poetas se encontraban en una cumbre literaria de importancia, estalló la Primera Guerra Mundial, por lo que poetas de guerra como Wilfred Owen comenzaron a ganar fama y popularidad. Después de la guerra, un sentimiento de desilusión y decepción arraigó en las personas, poetas como T. S. Eliot comenzaron a escribir textos plagados de simbolismo y devastadores como su poema La tierra baldía. También se formó una interesante comunidad de expatriados en París, donde se encontraron figuras como Ezra Pound, James Joyce, Gertrude Stein y Mina Loy.

Dentro del panorama modernista, en Reino Unido encontramos un grupo que se conoce como los «Edwardians» (eduardianos). Este sentimiento modernista ligado a la renovación surgió principalmente a raíz de la desilusión con las ideas conservadoras victorianas acerca de la certeza y la verdad objetiva, y en ocasiones se manifiesta como una crítica al imperialismo de la época anterior como por ejemplo en El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad. Hay 4 pilares fundamentales para el análisis de una obra modernista:

  • Los narradores de poca confianza (“unreliable narrators”)
  • La figura del hombre que está perdido existencialmente
  • La construcción del tiempo
  • La construcción del espacio

Posmodernismo

El posmodernismo es una reacción contra las premisas modernistas. Está caracterizada por la idea de la experimentación y el rechazo a las formas literarias convencionales. Los posmodernistas no creían en la existencia de una forma artística más elevada, o que unas obras de arte tienen más valor que otras. Por lo que la idea de crear algo estéticamente perfecto no tenía sentido, por esto, los autores crean textos con un estilo irreverente y aleatorio.

En 1945 tras el fin de la Segunda Guerra Mundial la actitud creativa de los artistas dio un giro, empezaron a tener una visión de la vida mucho más cínica y escéptica, así acogieron el humor oscuro, la parodia, la sátira. Así en los 50 y los 60 nació el movimiento posmodernista. Surgieron escritores de posguerra como George Orwell (Sin blanca en París y Londres -1933, Rebelión en la granja – 1945, 1984 – 1949), Aldous Huxley (Un mundo feliz – 1932, Las puertas de la percepción – 1954), William Golding, John Osborne y Samuel Beckett. También fue especialmente importante la descolonización de algunas de las colonias del Imperio. Sin embargo, el posmodernismo se dio principalmente como un movimiento con mucha fuerza en Estados Unidos. Las características principales del movimiento son:

  • Adoptar un sentido de aleatoriedad
  • Jugar con las formas literarias para reforzar el sentido de que no hay un orden perfecto, siempre hay caos en el mundo.
  • Visión y narración fragmentarias.
  • Metaficción
  • Intertextualidad

Los teóricos y filósofos más importantes para los estudios literatios relacionados con la modernidad y la posmodernidad son Roland Barthes, Jean Baudrillard, Jacques Derrida, Jorge Luis Borges, Fredric Jameson, Michel Foucault, y Jean-François Lyotard, entre otros.

Literatura inglesa del siglo XXI

Por la gran influencia de Internet y las redes sociales, las historias cortas, los microrrelatos y las cápsulas de literatura son cada vez más populares. Y con el desarrollo de dispositivos digitales como el libro electrónico, tablets y teléfonos móviles ha sido posible que más personas tengan un acceso más fácil a la literatura. Los relatos cortos han sido, incluso durante siglos, la forma preferida por muchos autores ya que permite en un espacio reducido de páginas, crear una historia de igual manera intensa y con un núcleo temático claro, y a la vez poder terminarla en un periodo corto de tiempo.

Entre algunos temas que se han tratado en las primeras décadas del siglo XXI se destaca la recuperación de la memoria histórica de los conflictos que tuvieron lugar en el siglo XX. Uno de los autores ingleses más conocidos y vendidos es Ken Follett y su Trilogía The century (La caída de los gigantes -2010, El invierno del mundo -2012, El umbral de la eternidad -2014).

En la literatura del siglo XXI también se detaca la identidad de género y sexual, con lo cual, temas relacionados con la comunidad LGBTQIA+ y con el movimiento feminista son centrales, sobre todo en el auge del ensayo. A su vez, ha habido una expansión en los géneros de ciencia ficción y fantasía, sobre todo en novelas distópicas. Del mismo modo, el movimiento de etnias minoritarias ha tomado mucha fuerza también sobre todo en Estados Unidos con autores como Colson Whitehead, Sherman Alexie y Carla Trujillo. Algunas de las novelas importantes en los últimos 15 años que aparecen en prácticamente todos los rankings podrían ser El atlas en las nubes de David Mitchell (2006), Atonement de Ian McEwan (2001), American Gods de Neil Gaiman (2001), El ferrocarril subterráneo de Colson Whitehead (2016) What night brings de Carla Trujillo (2003).

Bibliografía recomendada

Booker, M. K. (2021, 5 septiembre). Postmodernism, Multiculturalism and Contemporary British Literature. Comments on Culture. https://bookerhorror.com/postmodernism-multiculturalism-and-contemporary-british-literature/

Cartwright, Mark. “Teatro isabelino.” Enciclopedia de la Historia del Mundo, 8 May 2022, www.worldhistory.org/trans/es/1-18993/teatro-isabelino/#:%7E:text=El%20teatro%20isabelino%2C%20llamado%20a,continu%C3%B3%20bajo%20sus%20sucesores%20Estuardo.

Panadero, PS , Cerveza, . John Bernard , Mutter, . Reginald PC, Cordner, . Michael, Davis, . Hugh Alistair, Mayordomo, . MH, Mullan, . Juan, Shrimpton, . Nicolás, Beadle, . Richard y Kemp, . Pedro (2021, 15 de marzo). Literatura inglesa . Enciclopedia Britannica . https://www.britannica.com/art/English-literature

The Literature Network. (s. f.). The Enlightenment – Literature Periods & Movements. http://www.online-literature.com/periods/enlightenment.php

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.