La suerte de Vanina Vanini

Reseña cuento Vanina Vanini de Stendhal

Vanina Vanini es un cuento original de Stendhal publicado en 1829, no como otros de los cuales hizo una adaptación (Los Cenci y Victoria Accoramboni, por ejemplo). Es el primer relato que he leído de Stendhal y me ha dejado claro que comparte con Balzac o con Dovstoyeski la capacidad de escribir sobre las pasiones profundas del humano. Stendhal no era un filósofo, sino “un observador del corazón humano”, como él mismo dijera.

{Para escribir esta reseña he leído el cuento publicado en el libro de 1970 que hace parte de la clásica colección Biblioteca Básica Salvat, la cual fue apoyada por RTVE y que tenía la misión de promover la cultura entre la población: Stendhal, Relatos. Biblioteca Básica Salvat. Madrid. 1970}

Stendhal y el romanticismo

El cuento Vanina Vanini hace parte de la literatura del romanticismo, la cual buscaba expresar las esencias humanas y las raíces culturales e históricas; de ahí que Stendhal escriba sobre momentos históricos y agudas pasiones, sobre el amor y el deber, sobre dramas donde sobresale la esencia humana. Todo esto está bien ejemplificado en los cuentos de Stendhal.

En este caso, Vanina Vanini es un relato situado en el presente de Stendhal “en una noche de primavera de 182…”, dice el relato. El título completo del cuento es “Vanina Vanini o particularidades sobre la última <<vendita>> de carbonarios descubierta en los estados del Papa“.

Roberto Rosellini, protagonista del cine neorrealista italiano de la posguerra, adaptó esta historia al cine en 1961. La película también es conocida como “La Traidora”.

Reseña del cuento Vanina Vanini

Vanina Vanina es una joven de 19 años que no se quiere casar con ninguno que su padre, el príncipe Arsdrúbal Vanini, le recomiende. Un día, en su castillo, de manera casual, descubre a una mujer herida que se esconde en una habitación oculta de la edificación.

Descubrir esto es para Vanina una gran emoción. Claramente, la vida de una princesa en un castillo debe ser tediosa. Así que descubrir algo inusual despertó toda su atención.

Asombrada por la mujer herida y escondida, primero una curiosidad y luego una pasión empieza a despertar en Vanina. Un día la aborda y se conocen. Aquella mujer dice llamarse Clementina.

Inmediatamente, Vanina siente un gusto real por ella, se lo confiesa y además la besa. En este momento del cuento, sorprende encontrar una escena natural y homosexual representada en la literatura del siglo XIX. ¿Qué quería decir Stendhal con esto? ¿Qué estos acercamientos cariñosos hacen parte de la esencia humana?

Muy pronto, Clementina le enseña que en realidad es un hombre disfrazado, su nombre es Pedro Misirilli. Este choque desconcierta a Vanina, primero atraída el “disfraz” de mujer y luego enfadada brevemente con el hombre bajo el traje. No obstante, rápidamente la pasión de Vaninva se traslada a Pedro.

Pero Pedro Misirilli, aunque impresionado y atraído, en realidad quiere volver a la Romaña para luchar por la patria. Hace parte de un grupo revolucionario que planea un acto estratégico.

Vanina acepta, pero no sin recelo. Primero le ayuda a fugarse sin ser visto, pero movida por su capricho pasional revela a las autoridades la ruta que la Vendita y los Carboneros (los revolucionarios) tienen. De esta forma, arruina la misión de Pedro para que él se quede con ella, pero los Carboneros son tomados presos y condenados a muerte. Es por esto que la adaptación al cine es conocida como “La Traidora”.

Vanina Vanini se arrepiente, siente que ama a Misirilli. Por lo tanto, usa su belleza e influencias para persuadir a las autoridades a favor de los Carboneri y en especial a favor de Pedro. Incluso consigue que se le permita verlo, aunque encadenado, en una iglesia. Pedro le confiesa que su único fin es la patria y que lo deje. Pero allí mismo Vanina Vanini le confiesa sus artimañas y cómo arruinó su empresa para lograr quedarse con él. Al escuchar esto Pedro la aborrece, la llama monstruo y trata en vano de matarla. La odia por arruinar su misión.

Vanina ha sufrido por sus actos y moralmente está destrozada. La traición ha sido más fuerte que todo. Pese a su poder y belleza, no logra que Pedro le siga. Entonces, siguiendo la recomendación de Pedro, hace caso a su vida de princesa y regresa a su castillo para contraer matrimonio con el príncipe Don Livio Savelli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.