Reseña de Narraciones Extraordinarias de Edgar Allan Poe

5
(1)

Narraciones Extraordinarias de Edgar Allan Poe (1809 – 1849) es uno de los libros de cuentos más importante, conocido e influyente de la literatura universal. Aunque los relatos incluidos en este libro fueron publicados durante la primera mitad del siglo XIX aún hoy se siguen leyendo. La obra de Edgar Allan Poe es uno de los grandes referentes de la literatura gótica y la literatura fantástica y de terror, y cronológicamente, su obra se puede ubicar dentro del romanticismo, en el contexto de la literatura norteamericana del siglo XIX.

Había leído este libro hace muchos años, pero recientemente he vuelto a él y lo he redescubierto. Actualmente también hay versiones del libro en audio, para escuchar en cualquier momento. En esta ocasión lo he encontrado en los audiolibros de Audible, narrado por Jordi Boixaderas, un conocido actor de doblaje español. Escuchar estas narraciones genera una experiencia diferente, pero no menos emocionante. Es una opción muy interesante para conocer cualquier tipo de obra literaria.

Cuentos incluidos en Narraciones Extraordinarias

Dependiendo de cada edición, bajo este título se incluyen más o menos relatos. ¿Por qué? los cuentos de Poe fueron publicados originalmente en revistas, anuarios y periódicos y no estuvieron reunidos bajo el título «Narraciones Extraordinarias» en Estados Unidos, el país del autor. Allí fueron publicados en dos volúmenes: Cuentos de lo grotesco y lo arabesco (Tales of the Grotesque and Arabesque, Filadelfia, 1840) y Cuentos (Tales, Nueva York, 1845).

Durante el siglo XX, según la editorial y su presupuesto, las distintas versiones de este libro incluyen unos relatos si, y otros no. Esta lista da cuenta de los cuentos que estarían en una edición de cuentos completos:

  • Berenice.
  • Morella.
  • Lady Ligeia.
  • La caída de la Casa Usher.
  • William Wilson.
  • Los asesinatos en la rue Morgue.
  • El misterio de María Roget.
  • El escarabajo de oro.
  • La barrica de amontillado.
  • El enterramiento prematuro.
  • Un hombre entre la multitud.
  • El demonio de la perversidad.
  • El corazón delator.
  • El pozo y el péndulo.
  • La máscara de la muerte roja.
  • El rey peste.
  • Conversación con una momia.
  • Sombra.
  • Silencio.
  • El retrato oval.
  • Eleonora.
  • Manuscrito hallado en una botella.
  • Metzengerstein.
  • Los anteojos.
  • La carta robada.
  • Una historia de las montañas Ragged.
  • El caso del señor Valdemar.
  • La cita.
  • El cajón oblongo.
  • La esfinge de calavera.
  • El gato negro.
  • La verdad sobre el caso del señor Valdemar
  • Un descenso al Maelström.
  • Un cuento de las Montañas Escabrosas
  • Hop-Frog
  • Revelación mesmérica
  • El ángel de los Singular
  • El alce
  • El poder de las palabras
  • La isla del hada
  • El cottage de Landor
  • El Rey Peste
  • Cuento de Jerusalén
  • El hombre que se gastó
  • Tres domingos por semana
  • Bon – bon
  • El diablo en el campanario
  • El sistema del doctor Tarr y del profesor Fether
  • Nunca apuestes tu cabeza al diablo
  • Mixtificación
  • Por qué el pequeño francés lleva la mano en cabestrillo
  • El aliento perdido
  • Cuatro bestias en una
  • El duque de l’Omelette
  • Una malaventura
  • Los leones
  • El timo
  • El hombre de negocios

El poeta Charles Baudelaire tradujo los relatos de Edgar Allan Poe al francés en el año 1856, y fueron dados a conocer bajo el título de Nouvelles histoires extraordinaires. De ahí el título con el que también se conoce en castellano. En muchas ediciones se incluye el prólogo escrito por este poeta francés, en el cual expresa su admiración por la obra de Edgar Allan Poe. En castellano, una de las traducciones más interesantes y completas es la que hizo el célebre escritor Julio Cortázar, quien también aporta su punto de vista como traductor y escritor.

En esta entrada solo incluyo algunos resúmenes de los cuentos más destacados y que más han influido a narradores, ilustradores y cineastas de todo el mundo durante los siglos XIX, XX y XXI. La experiencia del límite psicológico humano en los relatos de Edgar Allan Poe es uno de los componentes más presentes en toda su obra; se trata de un aspecto que exploró con una riqueza tal, que innumerables estudios literarios, psicológicos y antropológicos han intentado detallar y explicar. Muy a menudo, sus relatos enfrentan dos fuerzas que, en su choque, pueden llevar a la locura: la belleza y la enfermedad, el amor y la muerte.

La caída de la Casa Usher

La caída o hundimiento de la Casa Usher es un cuento de terror publicado originalmente en la revista Burton’s Gentleman’s Magazine en 1839. En el cuento sobresale la descripción de un ambiente lóbrego, herido, decaído, gótico y depresivo que da contexto a la casa Usher y al propio estado de salud del protagonista Roderick Usher y su hermana Lady Madeline, quien parece morir un día… El cuento tiene muchos elementos literarios sobresalientes: es a la vez exponente de la literatura barroca, de la literatura gótica, del relato fantástico y del relato de terror.

Roderick invita a un amigo a su casa. Él es el testigo de cómo se consuma la familia y la casa Usher. Roderick ha enterrado a su hermana, quien no había muerto en realidad, solo había sufrido un cuadro de catalepsia. Una noche lúgumbre Roderick y su amigo ven salir de su tumba a Lady Madeline. El amigo hulle y Roderick muere de terror, como lo había predicho, junto a su hermana. Desde lejos se ve cómo la casa cae en ruinas.

El Corazón delator

Un cuento que ha sido catalogado como un clásico de la literatura gótica, publicado en 1843 en un periódico, el Pionner. El relato trata sobre el crimen perpetrado por un hombre: un asesinato de un anciano que lo mira, un sujeto de quien no soporta su mirada. Le llama «ojo de buitre», un ojo que le obsesiona a tal grado que lo lleva a la necesidad extrema de tener que deshacerse de él.

Tras perpetrar el crimen, esconde el cuerpo y sus parte bajo el suelo. La policía acude porque los vecinos han denunciado ruidos. Tranquilamente el hombre presenta a la policía que todo está bien, pero el sentimiento de culpa lo lleva a alucinar un tic tac de la víctima. Un tic tac que, al igual que la mirada del difunto anciano, le consume, no puede soportarlo, el tic tac de un corazón tal vez, un tic tag del tiempo que escucha y que lo desborda emocionalmente. Tiene entonces que confesar a la policía lo que ha hecho y que el cadaver, descuartizado, está escondido bajo el suelo.

Eleonora

Aún más que en otros relatos, Eleonora es considerado como un relato con un marcado contenido autobiográfico. Y también a diferencia de muchos de sus cuentos de horror, en Eleonora el desenlace no es tan violento ni crimial. Por el contrario, hay una catarsis y un perdón.

La hermosa Eleonora refleja al encantador valle de hierba multicolor donde el narrador vive con ella y su tía; son una familia que vive en un tipo de paraiso terrenal. Pero sería el amor entre el narrador y su prima Eleonora lo que cambiaría todo. Se juran eternidad, así era de verdadero su sentimiento. Pero Eleonora, como muchas de las bellezas narradas por Poe, no tiene una larga vida, todo lo contrario. La enfermedad sopesa su gran belleza. Muere joven y con ella muere el esplendor del valle. Él emigra hacia la ciudad, donde rehace su vida y encuentra a un nuevo amor. En algún momento el espíritu de Berenice se le aparece a su exmarido y sin rencor le desea lo mejor en su vida junto a su nueva compañera.

Es un cuento que no tiene el toque macabro de otros, pero su atmósfera si preserva el aire gótico que tanto caracterizó a este gran escritor. Publicado en 1842 en un anuario literario de la ciudad de Filadelfia.

Reconocida pintura del año 1909 de Byam Shaw a propósito de «Eleonora», un cuento de Edgar Allan Poe

Berenice

La bella Berenice lleva un nombre que recuerda a la antigua Grecia y al antiguo Egipto. Y Egeo, su primo y prometido, también. La bella Berenice adquiere una enfermedad, o varias, y su aspecto va desmejorando, pierde su lozanía y el mal que le aqueja la llevaría inevitablemente hacia la tumba. Mientras tanto, Egeo observa que pese al decaimiento de Berenice, lo único que no pierde su ímpetu vital son sus dientes. Egeo es un personaje que está sumergido en la lectura, al estilo Don Quijote, y representa al intelectual. Berenice es todo lo contrario, es más corporal y menos mental, y su posición en el relado denota la opresión de la mujer.

Edgar Allan Poe también escoge aquí una parte del cuerpo humano asociado a fijaciones y obsesiones psicológicas. Si en el corazón delator había una obsesión con el ojo y la mirada, aquí hay una obsesión con los dientes. (Preguntad a vuestros conocidos y veréis que mucha gente ha soñado en alguna ocasión que perdía uno o más dientes).

Después de un trance, Egeo es informado que la tumba de Berenice ha sido profanada. Con espanto el se descubre manchado de sangre, con herramientas y una caja con 32 dientes, los dientes de Berenice. En este cuento, la monomanía de Egeo con los dientes de Berenice le lleva a un trance que supera a su consciencia y que lleva al terrible desenlace. Berenice es un cuento publicado por primera vez en 1835 en el periódico Southern Literary Messenger.

El gato negro

Edgar Allan Poe utilizó literariamente a los animales como símbolos de la mala suerte y el temor. Su poema El Cuervo es uno de los más conocidos, y en la misma línea está el cuento El gato negro, un clásico de la literatura de terror. En este cuento el gato no es malo per-se, sino que es el elemento que distorsiona la psique del protagonista. Originalmente publicado en el periódico Saturday Evening Post de Filadelfia en 1843.

Éste también es un relato psicológico, en el que el protagonista sufre un cuadro de sadismo disparado por un vicio, el alcohol. En un ataque de ira y descontrol se desquita con el gato que, junto a su esposa, amaban. Le saca un ojo con una cuchara y luego lo mata. Una vez más el ojo como elemento inquisidor del cuerpo es un recurso literario; hay un paralelo entre El gato negro y El corazón delator. Tan funesto acto lleva al protagonista a cuestiorar su pérdida de voluntad y su sentimiento de culpa. Esto lo lleva a adquirir otro animal de compañía, otro gato. Desafortunadamente, esta vez es un ataque de celos lo que desata la tragedia. Su esposa se encariña con el animal y él no lo soporta. Sus instintos salvajes se apoderan de su juicio y acción, diría Freud, y matar al gato es la única salida para calmar su delirio.

¿Cómo te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor: El come libros

De la familia Liber Devoratoribus, un come libros promedio que necesita ingerir diariamente una cuota de letras para subsistir. Ese alimento lo digiere, transforma y entrega en forma de reseñas y análisis de libros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salir de la versión móvil