El penúltimo sueño: una alegoría al amor

Reseña y comentario del libro El Penúltimo Sueño

El penúltimo sueño es el nombre del libro escrito por Ángela Becerra en 2005, siendo ésta la obra que la consagra como novelista hispanoamericana. Publicada por Grupo Planeta y Villegas Editores, el libro es un relato de un amor verdadero que por situaciones inesperadas, la suerte juega en su contra. Ambientada en Barcelona, Cannes y Bogotá, esta reseña prentende dar exponer el amor que encarnarán los protagonistas.

El penúltimo sueño

Soledad Urdaneta y Joan Dolgut personifican un amor que de alguna manera se podría enmarcar dentro de la literatura como un amor sheakespeariano hispánico.

Él, tan solo un niño de 16 años y catalán, sale de España a causa de la guerra civil, instalándose en Francia con sus tías. Decide probar suerte para ganarse la vida, trabajando como camarero en un lujoso hotel en Cannes. Su primer amor, el piano, y su destreza como músico excepcional lo guiarán, siendo la melodía la que dirigirá su vida.

Ella, hija de un colombiano muy adinerado, dueño de una fábrica de jabones en Bogotá, se inscribe dentro de una pequeña élite colombiana llena de lujos, privilegios e ideas conservadoras del devenir social de una mujer. Para Soledad estos privilegios la alejaran de su verdadero amor.

Soledad y Joan se conocen en Cannes. Siendo él un camarero, le está prohibido mirar a Soledad, quien se hospeda en el hotel con toda su familia para celebrar sus 15 años. Pero es inevitable, la belleza de Soledad lo abruma, se miran, y a través de la unión de esas dos miradas que se han encontrado, quedan completamente enamorados el uno del otro. El amor no será suficiente para estos dos niños que nunca se podrán olvidar, ya que pertenecen a clases sociales extremadamente distintas. A Soledad nunca le permitirán estar con Joan, él es un simple camarero, ella es hija de la aristocracia bogotana, donde pesarán los valores conservadores frente a la familia tradicional. Estas circunstancias los separarán por casi una vida entera; se reencontrarán cuando la vejez toque sus puertas.

El misterio de este amor será investigado por sus hijos, Aurora y Andrew, quienes encuentran a sus padres muertos en  un piso del Borne en Barcelona, los dos juntos vestidos de novios.

Idealismo mágico

Cuando las páginas de libro se abren y se lo empieza a leer, es imposible parar. Tal vez porque Ángela Becerra hace una profunda alusión al amor, y el amor es, creo yo, un sentimiento transversal para la sociedad occidental que está presente en nuestras vidas. Ya sea por imaginarios preconcebidos culturalmente o porque creemos que el amor es el sentimiento más genuino y profundo del ser humano. Sea cual sea el punto de vista, este libro sí se enmarca dentro del canon del amor romántico que es muy seductor para el lector o lectora. Un amor imposible, que ha sufrido todas las tragedias posibles, pero que tiene un desenlace de alguna manera triunfador, y eso nos seduce.

Como hago parte de la sociedad occidental, y creo en el amor romántico fervientemente, aunque a veces tenga momentos de lucidez para comprender que todo es una construcción cultural, estas historias me cautivan  profundamente.

En las paginas del penúltimo sueño, se alaba al amor en su máxima expresión. La historia de estas dos personas, y sus sentimientos son absolutamente puros el uno por el otro, es el amor realmente verdadero que inunda sus vidas para siempre, un amor que se aloja en el alma. Trae una felicidad absoluta, pero también un sinsentido para los personajes de vivir sin el otro.

Cito un extracto pequeño extracto de la obra del libro El penúltimo sueño:

—Entonces te daré uno de verdad, que brille más que el sol. Irás vestida de luna, y yo, delante  de todos levantaré el velo que cubrirá tu rostro y lo besaré tus labios infinitos. Sabrán que eres mía para siempre, yo tuyo hasta más allá del último sueño.

— Del penúltimo sueño— lo corrigió ella—. No me gusta la palabra último, suena a final.

6 opiniones en “El penúltimo sueño: una alegoría al amor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *