Ursúa de William Ospina : una novela sobre la historia de Colombia

Libro Ursua de William Ospina

La excelente novela Ursúa de William Ospina hace parte de una trilogía compuesta por otros dos títulos: El País de la Canela y La Serpiente sin Ojos. Ursúa, dice el autor, es el típico conquistador español del que nadie habla, de los que perdieron, de los olvidados.

El conquistador navarro Pedro de Ursúa es el personaje que William Ospina (Padua, Colombia, 1954) ha escogido para protagonizar su primera novela, un libro sobre la terrible y a la vez fantástica conquista de Sudamérica en el siglo XVI y el río Amazonas. Se trata de un libro sobre el nacimiento histórico de Colombia. {Comentarios y reseña literaria realizada a partir de la lectura de la edición: Ospina, William. Ursúa. Mondadori. Barcelona. 2012}.

Ursúa ¿novela histórica?

Tengo que decir que, agradablemente, la novela ha logrado confundirme, es decir: ¿es una novela de ficción o es una investigación histórica? ¿es la historia novelada de la conquista o es un libro de aventuras imaginadas?. Algunos dirán «es novela histórica», pero esta no es una respuesta suficiente. La novela Ursúa es, por una cara, una narración literaria, un mundo que se explica a sí mismo, y por otra, un relato histórico que despierta en el lector preguntas políticas sobre el pasado de los pueblos nativos del continente americano.

¿Los 5 siglos que han pasado desde 1492 son tan largos y pesados para no preguntarnos otra vez acerca de la tragedia humana y cultural que significó la conquista de América? Mientras leía el libro no paré de imaginar cómo fue ese mundo, ese otrora Nuevo Mundo que ya se ha perdido. La colonización no se ha detenido, sigue. William Ospina dice que Ursúa es una novela que viene de su ensayo «Las Auroras de Sangre» sobre Juan de Castellanos y la conquista de lo que hoy es Colombia.

Pedro de Ursúa ¿quién era?

Pedro de Ursúa encarna el arquetipo colonizador, aventurero y despiadado, obsesionado con las riquezas del Nuevo Mundo y el legendario El Dorado. La novela muestra una historia de dominación y saqueo que roza con la fantasía.

¿Los 5 siglos que han pasado desde 1492 son tan largos y pesados para no preguntarnos otra vez acerca de la tragedia humana y cultural que fue la conquista de América?

Narra una época de transformación del mundo y del encuentro entre pueblos y culturas que hoy, después de 500 años, no han terminado de mezclarse y resistir. Encuentros que incluso hoy podrían seguir repitiéndose: «Ursúa no se acostumbraba a que los indios fueran así de crédulos y de ingenuos, pero, después de sus primeros sobresaltos, Z`bali se volvió tan dócil en el amor, tan comprensiva y tan franca, comparada con las españolas, que trataban de ocultar el cuerpo aun en medio de la cópula, y que en plena fiebre amorosa preferían la quietud y el silencio, que dejaba fluir el rumor de los cuentos de Z`bali como parte del bienestar que le causaba su compañía, aunque después del acto y del reposo, cuando ella se alejaba, él tenía la vaga sensación de haber orillado la sinrazón, de haber descendido un poco a la animalidad, porque en su recuerdo los placeres del cuerpo quedaban como contaminados de zarpazos y de aleteos, como si se hubiera revolcadocon gatos monteses y con serpientes, como si los besos húmedos de Z`bali le dejaran un rastro de selva en el alma.» (Pag 247).

Incluso en el siglo XVI, el uso de la violencia, el crimen, el robo, las vejaciones y la esclavitud no eran acciones compartidas por todos los españoles. Fray Bartolomé de las Casas Fray Antonio de Valdivieso fueron dos personajes que defendieron a la población nativa. De hecho, las llamadas «Nuevas Leyes de Indias» fueron escritas bajo el consejo de Fray Bartolomé de las Casas y buscaban frenar, o matizar por lo menos, la arrazadora conquista.

Portada del libro Ursúa

En ese contexto, el Juez de Residencia Miguel Díaz de Armendáriz llega a Cartagena de Indias; debía poner orden en aquellas tierras aplicando las nuevas leyes, y gracias a esta «rosca» o «enchufe», su sobrino Ursúa se inicia en el mando de varias campañas conquistadoras. Ursúa y los mozos navarros que le acompañaban esperaban encontrar en «Tierra Firme» (después Nuevo Reino de Granada y actualmente Colombia) reinos como el Inca o el Azteca, monumentales y localizados en climas amables, pero encontraron una tierra distinta: «no conocían aún las noches de borrasca ni los amaneceres del fango, la fiebre y los mosquitos que reinan a la orilla del río; no presentían la enormidad de la avalancha ni el tributo de piedras de la creciente, la noche que multiplica los tigres y la selva que agranda las chicharras, los árboles corteza-de-gusano, las columnas inmensas y leñosas de la selva donde el sol se tropieza, ni las nubes de loros, ni los ramajes enloquecidos de monos diminutos, ni los llanos empedrados de cráneos.» (Pag 95).

Guerrero, aventurero, sangriento, codicioso e inteligente, con estos atributos es descrito Ursúa. «No lo embriagaba más la codicia de riquezas que la promesa abierta de las batallas, las licencias sangrientas y las crueles exitaciones de la guerra» (pag. 27). Combatió contra los panches, arremetió contra los incansables muzos (fundando la ciudad de Pamplona en sus territorios) e hizo retroceder a los Tairona.

Las vidas de los conquistadores españoles estuvieron entrelazadas, por eso al hablar de uno, se termina hablando de todos. La matanza de los Incas a manos de Pizarro, la fragmentación de los pueblos nativos en Encomiendas, la disputa de las tierras de Quito, Popayán y Cali, por ejemplo, guardan muchos aspectos en común. La novela también tiene el mérito de caracterizar personajes importantes de la época como Belalcazar y Pedro la Gasca, también anécdotas como la muerte de los hermanos Quesada, fulminados por un rayo en la costa de la Guajira.

La narración: Solo al final del libro se sabe cómo el narrador conoció a Ursúa y por qué se ha entregado a la tarea de escribir su historia en Nueva Granada.

Los conquistadores de Sudamérica

En la narración se habla sobre conquistadores y personajes que fueron protagonistas de la historia de Colombia y suramérica. Los más relevantes:

  • Pedro de Heredia, fundador de Cartagena de Indias.
  • Alonso Luis de Lugo, Gobernador de la Nueva Granada, fundador de Tocaima.
  • Gonzalo Suarez de Rendón, Capitán de caballería de Gonzalo Jimenez de Quesada.
  • Juan de Castellanos, funda Valledupar, cronista de la conquista de Bogotá y Tunja.
  • Gonzalo Jiménez de Quesada, fundador de Santa fe de Bogotá
  • Nicolás de Federmann, explorador, cronista y conquistador alemán
  • Jorge Robledo, conquistador de Antioquia
  • Rodrigo de Bastidas, descubridor del atlántico colombiano, funda Santa Marta
  • Alonso de Hojeda, explorador de la costa atlántica de suramérica
  • Sebastián de Belalcazar, conquistador de Nicaragua, funda Quito y Cali
  • Francisco Pizarro, conquistador del Perú y verdugo de Atahualpa
  • Diego de Almagro, conquistador del Perú, descubre Chile
  • Francisco de Orellana, fundador de Guayaquil, descubridor del río Amazonas

Entrevista a William Ospina en Contra vía

Colofón

La película «También la Lluvia» de Icíar Bollaín genera un efecto de reflexión sobre el colonialismo del siglo XV y el actual. Al igual que el libro Ursúa de William Opsina, la película deja en el espectador un sabor de injusticia social y de una historia en la que la gente nativa del continente americano no ha dejado de ser oprimida.

Y una cita de Eduardo Galeado para cerrar: «Vinieron. Ellos tenían la biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: Cierren los ojos y recen. Y cuando abrimos los ojos ellos tenían la tierra y nosotros la biblia«.

 

Autor: julianbueno

Una persona aprendiendo a leer y con el objetivo de reseñar los libros que encuentra en su camino como una estrategia para volver a ellos a través de sus apuntes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.