En la colonia penitenciaria y el aparato más kafkiano

en-la-colonia-penitenciaria- cuento Kafka

En la Colonia Penitenciaria es un relato escrito por Kafka acerca de un “singular y elaborado aparato” de tortura y ejecución que es la piedra angula de un absurdo sistema penitenciario.

El aparato en cuestión es la fotografía perfecta de las tecnologías demasiado idolatradas, demasiado desarrolladas pero poco útiles. El aparato está diseñado para infringir una ceremoniosa y tortuosa pena capital, convertida en espectáculo. En el relato, este aparato y la colonia penitenciaria están amenazados. {Para hacer esta reseña he leído: KAFKA Franz, En la Colonia Penitenciaria -In der Strafkolonie-. Una edición publicada casi anónimamente y que he recibido gratuitamente. Este relato fue originalmente escrito en 1914, revisado en 1918 y publicado en 1921, durante un periodo de posguerra}.

El aparato de ejecución y el oficial

El aparato funciona solo, pero con baterías, algo muy interesante para la fecha de publicación, 1921. El aparato de tortura es la obra de un anterior comandante, el cual fue el constructor e ideólogo de la colonia penitenciaria. El oficial que cuida y acciona el aparato es su heredero, seguidor de un sistema en el cual el acusado no tiene derecho a defenderse .

El aparato que imagina Kafka es una tecnología traída de los pelos y que ejecuta una rimbombante y absurda acción. Está compuesto por una cama, una rastra con agujas que se clavan en el cuerpo del acusado, y una parte superior llamada El Diseñador, donde están los engranajes.

La ilustración del mencionado "aparato de ejecución" en la edición que he leído es excelente! y es muy expresiva de la situación que se vive en el relato.

En el diseñador se introduce una frase con la sentencia en su descripción más moral, sentencia que al final es capital. “Muchísimos adornos acompañan la verdadera inscripción” dice el oficial en el relato, “el objetivo del aparado no es infringir la muerte directamente, sino después de 12 horas“. En suma, es un suplicio sofisticado, eléctrico.

La Colonia Penitenciaria y el absurdo

Un oficial, un soldado, un condenado y un explorador están juntos para hacer una demostración del funcionamiento del aparato de ejecución. Parece el inicio de un chiste. El oficial representa al sistema penitenciario que inspiró la construcción del aparato y afirma que “mi principio es: la culpa es siempre indudable“.

No solo la situación es absurda sino el también el desenlace: el condenado y el soldado van entablando amistad mientras el oficial explica al explorador cómo funciona el aparato. Cuando el oficial pide al explorador su ayuda para defender la viabilidad del aparato en la colonia penitenciaria y este tipo de castigo, el explorador se niega. El oficial, decepcionado y orgulloso, toma el lugar del condenado y hace que sobre él mismo se inscriba la sentencia “Sé justo“. El oficial se entrega a la máquina y muere rápidamente porque el aparato no funciona bien.

Es absurda la situación y el sentido detrás de la construcción de un aparato así. Que el oficial tome el lugar del condenado es sorpresivo y que éste se vuelva amigo del soldado también es algo inesperado. Leer a Kafka me hace pensar en todas las situaciones de la vida cotidiana, bajo la ley o la burocracia, que son bastante absurdas debido a la demasiada importancia que se da al protocolo y procesos. Procesos poco eficientes en el seno de la burocracia oficial y que están muy al servicio de la obligación de seguir unos pasos o fases.

Lo kafkiano existe en la vida cotidiana, lo kafkiano desafía el sentido común, será por eso que en el inglés esto ha sido integrado como una palabra oficial en el diccionario.

Autor: julianbueno

Antropólogo, lector por compromiso con el cosmos, también es consultor en marketing digital y UX.

3 opiniones en “En la colonia penitenciaria y el aparato más kafkiano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.