Los primeros cuentos de Richard Matheson: pura ciencia ficción

Libro Los primeros cuentos de Richard Matheson
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los primeros cuentos de Richard Matheson es un libro de promoción que la editorial y librería de literatura fantástica y de ciencia ficción Gigamesh (Barcelona) publicó como abre bocas a la publicación de la obra de este prolífico autor. Para mi ha sido la primera lectura de la obra de Richard Matheson, aunque sin saberlo había visto en la tele muchos de sus guiones de ciencia ficción.

Pese a no ser muy devoto a la literatura fantástica, el cuento Nacido de hombre y mujer (Born of man and woman) me ha sorprendido tanto como debió de sorprender atrás en los años 50 del siglo XX. Es más bien un cuento de suspenso y horror, inteligente, más que fantástico. Esta es una breve reseña de la compilación de 8 cuentos de Richard Matheson, autor también de la conocida novela Soy leyenda, llevada al cine en varias ocasiones.

Reseña de Los primeros cuentos de Matheson

Los primeros cuentos de Richard Matheson son relatos de ciencia ficción y algo de horror. Por ejemplo, el nombrado relato Nacido de hombre y mujer sobre el niño monstruo escondido en el sótano de casa. Relatos de corte futurista como El tercero desde el Sol acerca de la llegada de los primeros humanos a la Tierra, o el relato Cuando duerme el que vela acerca de un futuro en el año 3850 cuando las máquinas lo hacían todo y en el que, para que la gente trabajara en sus esclavizantes trabajos de mantenimiento sin entrar en una insalvable crisis, se les suministraba un tipo de sueño despierto alucinógeno gracias al cual trabajaban creyendo estar en alguna aventura más divertida.

El cuento Cuando duerme el que vela recuerda al Soma y otros pasajes de Un mundo feliz de Aldous Huxley. Tal vez, Julio Verne, y después, Aldous Huxley, están en la base de la literatura de ciencia ficción y futurismo. Matheson recibió esa influencia, como también lo había hecho otro referente importante: Stanislav Lem, autor de Solaris.

Los relatos iniciales de Richard Matheson (1926 – 2013) son como episodios de series de TV de ciencia ficción, solo que los suyos son relatos escritos en los años 50 del siglo XX. Ciertamente, Richard Matheson fue guionista de series de TV de ciencia ficción. Uno de los grandes retos para autores como Matheson es lograr que el relato de horror, ciencia ficción y fantasía no sean historias descabelladas y tontas. ¿Cómo convencer con el relato de ciencia ficción y no ser solo una ocurrencia exagerada y sin valor literario? Claramente, lograr la verosimilitud es uno de los pilares de la literatura y que Matheson consigue con su trabajo.

Esta breve compilación de la editorial y librería Gigamesh (no se sabe por qué “Gigamesh” y no “Gilgamesh”, como el héroe de la época mesopotámica) también trae el cuento Hijo de sangre, un relato muy original sobre el vampirismo que narra la búsqueda de la sangre por un niño. La nombrada novela Soy leyenda, también es un relato sobre el vampirismo que sorprendió por dar una explicación diferente a la leyenda de Drácula.

El libro también incluye La cosa, un relato situado en una época futura en la cual la ciencia legislaba y no era posible comer cosas diferentes a píldoras alimenticias. La cosa resulta ser una máquina que lleva funcionando siglos y que desafía la verdad instaurada por la ley y verdad científica.

Relatos apocalípticos por Richard Matheson

Richard Matheson es un escritor de ciencia ficción más que de fantasía. El género fantástico tiene uno de sus más grandes representantes en Michael Ende, autor de La historia interminable, mientras que Matheson mira más al futuro y al horror. Al mismo tiempo se trata de un autor claramente influido por Edgar Allan Poe; el cuento Hijo de sangre tiene un parentesco directo con los cuentos de Poe.

Se comenta en la publicación reseñada que los aspectos centrales de la obra de Matheson son la irrupción de la anormalidad en la vida cotidiana, el miedo, la angustia y la paranoia. Pero hay un aspecto que me ha llamado la atención y es que esos relatos futuristas son de corte apocalípticos. Es decir, son futuros turbios, donde la tecnología o la ciencia se ha vuelto en contra de cierta manera. Narran el fin del mundo, el fin de la sociedad, de la comida, el fin de los niños normales. La obra de Matheson es amplia. También trabajó como guionista e incursionó en la novela policial y novelas del lejano oeste.

Autor: El come libros

De la familia Liber Devoratoribus, un come libros promedio que necesita ingerir diariamente una cuota de letras para subsistir. Ese alimento lo digiere, transforma y entrega forma de reseñas y análisis de libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.