Textos Herméticos de Hermes Trimegisto

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los Textos Herméticos o Corpus Hermeticum son un compendio de escritos filosóficos, mágicos y teológicos atribuidos a Hermes Trimegisto, «Hermes tres veces grande». Los griegos lo relacionaron con el dios egipcio Tot («el corazón de Ra, la lengua de Ptah y la garganta de aquel cuyo nombre está oculto»), patrón de los escribas, creador de la escritura y de todas las ciencias y artes que dependen de ella: la medicina, la alquimia y la astrología.

En los Textos Herméticos, en realidad herméticos, hay una permanente diferenciación entre la naturaleza mortal y naturaleza divina del ser humano, y con base en esta dualidad, el texto ordena muchos de sus argumentos. El mundo tangible y material vs el mundo del pensamiento y de las ideas, es entonces una confrontación fundamental para el hermetismo, no una contradicción, sino una expresión doble de la existencia. De allí la afinidad del Hermetismo con gnósticos y neoplatónicos. A continuación algunos conceptos interesantes de este corpus.

Se cree que los textos son del siglo II a. de C. cuando se habrían traducido al griego algunos tratados de alquimia, mágia y astrología, bajo la advocación de Hermes – Tot. De aquellos textos se habría creado una línea de pensamiento y devoción llamada «Hermetismo Culto», el cual ha sido también descrito como una «religión de la mente» debido a la importancia que los Textos Herméticos dan al pensamiento como cualidad y herencia divina.

Ceduceo de Hermes Trimegisto

Poimandres

En los textos Hermes habla con «Poimandres, el pensamiento del poder supremo«, por algunos traducido como «el conocimiento de Ra», quien le dice: «lo que en ti ve y oye es la palabra de Dios (hijo de Dios = la palabra), y tu pensamiento es Dios padre« (pag. 77 de la edición que leí). Poimandres revela a Hermes un relato sobre la cosmogénesis.

El Corpus Hermeticum está dividido en 14 Tratados y en ellos hay una constante distinción entre la naturaleza mortal e inmortal del Ser Humano, y esta última estaría ligada de todas las formas con la facultad del pensamiento. LOGOS es la palabra, y NOUS es el pensamiento.

Los 7 planetas

Los 7 planetas, surgidos del fuego y del aire, influencian al ser humano. Los Textos Herméticos dicen que la Naturaleza dio a luz 7 hombres de la índole de los 7 gobernadores, los cuales transmiten a la humanidad los 7 vicios de los planetas. De allí el ascendiente planetario y el zodiaco: «En las 7 esferas reinan 28 dioses particulares, uno más cada vez en la siguiente: todos juntos constituyen el dios únicos» (p. 271)

<<El que se conoce a sí mismo a sí mismo regresa>>
<<Mi silencio se convirtió en gestación del bien>>
<<Acepta los puros sacrificios verbales>>
<<Las energías… siendo incorpóreas están en los cuerpos y actúan a través de ellas>>
<<Es por causa del cuerpo que existen el tiempo, el lugar y la naturaleza>>
<<El carácter propio del cuerpo es cambiar… el carácter propio del alma es pensar>>

Tat

Tat es el hijo de Hermes. Le habla sobre cierto desprecio del cuerpo, o más directamente, le resta importancia a todo lo que perece: «…es imposible, hijo, ser al mismo tiempo según lo divino y según lo mortal.» (pag 121).

Tratado V: Dios es invisible y a la vez muy evidente

«Todo lo visible ha de perecer en algún momento» (pag 126)… «El uno es inengendrado, imperceptible e invisible. Sin embargo, puesto que engendra la imagen de todas las cosas, se manifiesta en y a través de ellas y sobre todo a quiénes él quiere mostrarse«… «solo al pensar, siendo invisible, se puede ver lo invisible«. (pag 127)

Anubis con cadúceo de Hermes
Anubis con cadúceo de Hermes. Representación del dios también conocido como Hermanubis. Datado del 1º o 2º siglo, actualmente en los museos vaticanos.

Tratado VI

Hay una evidente conexión con el platonismo: « Y se debe tener la audacia de afirmar, Asclepio, que la esencia de Dios, si Dios la tiene, es la belleza; y que es imposible que lo bueno y lo bello se de en ninguno de los seres del cosmos, pues todas las cosas que nuestra mirada abarca meros simulacros y apariencias engañosas» (pag. 139)

Tot -> Hermes -> Asclepio -> Hipócrates

Tratado IX

«… el pensamiento difiere del pensar en el mismo sentido en que Dios difiere de la actividad divina: la actividad divina es generada por Dios, el pensamiento genera el pensar. Y este es hermano de la palabra ya que uno es instrumento del otro. No se puede articular palabra sin pensar, ni se puede expresar el pensar sin la palabra» (pag 151)

«… el pensamiento da luz a todo tipo de intenciones; buenas, cuando acoge las semillas divinas, las contrarias, cuando las recibe de alguno de los demonios, porque ninguna región del mundo está libre de ellos. Un demonio que introduciéndose deposita lentamente la energía de su semilla propicia, como consecuencia, que el pensamiento de a luz lo sembrado en él: adulterios, homicidios, parricidios, sacrilegios, actos impíos, gente que se ahorca o se arroja por precipicios y todo tipo de acciones obra de demonios» (pag 152)

Habla Hermes a su hijo Tat, sobre el Sol

«…El creador de todos los cuerpos eternos, Tat, creó de una vez por siempre y ni ha vuelto a crear ni sigue creandopero nuestro creador, que es un cuerpo (el Sol o el Cosmos) nos creó a nosotros y crea permanentemente y creará en el futuro cuerpo disolubles y mortales; no se le permitió imitar a su propio hacedor…» (p. 288)

(Con base en: CORPUS HERMETICUM. Editorial Gredos. Xavier Rena y Nebat, traducción. Madrid. 1999)

Más información en: http://www.sacred-texts.com/egy/woe/woe07.htm

Autor: julianbueno

Una persona aprendiendo a leer y con el objetivo de reseñar los libros que encuentra en su camino como una estrategia para volver a ellos a través de sus apuntes. Más infomación en www.julianbueno.com

Un comentario en “Textos Herméticos de Hermes Trimegisto”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.