El mundo no es como crees de El Orden Mundial. Reseña

  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir


Decía Aristóteles que cuanto más solitario y abandonado a sí mismo se iba encontrando en su senectud, más amigo del mito se volvía. Aunque el filósofo reconocía cierto mérito a aquellas personas que recurrían a los mitos, pues de esta forma se planteaban problemas y reconocían su propia ignorancia, estos terminan operando como mitificaciones sociales; y por esta razón, han de ser desarmados. Es en esta acción de desarmar mitos donde entra en juego “El mundo no es como crees”, la primera incursión editorial de El Orden Mundial, un medio de análisis (político, económico, social…) internacional que, de forma sencilla y clara para un público de toda condición, se enfrenta a algunos de los estereotipos, confusiones, creencias y clichés más comunes que nos hacen ver el mundo de una determinada manera que poco o nada se corresponde con la realidad.

El objetivo de los autores es claro: “fomentar la reflexión y el debate, aunque sea con un ligero picor” (El Orden Mundial en el Siglo XXI [en adelante EOM], 2020, p.185) pues incluso a día de hoy, en pleno siglo XXI, muchas personas siguen tomando por ciertos numerosos hechos erróneos que a la hora de la verdad, nos impiden conocer el mundo tal y como es. No podemos engañarnos, nuestro mundo y nuestra vida están plagados de falsas creencias y para combatir esta situación “lo primero que debemos reconocer es nuestra propia fragilidad a la hora de consumir información e incorporar conocimiento, pues somos seres extremadamente manipulables” (EOM, 2020, p.17).

Libro El mundo no es como crees publicado por la plataforma El orden mundial y Ariel editorial
El mundo no es como crees. Publicado por la Editorial Ariel.

Para ello, el libro aquí tratado reúne un total de siete capítulos que nos hacen ver como la economía, la pobreza, las migraciones, la sociedad, la religión, los conflictos armados, la geografía, la política y las pandemias no son tal y como nos las imaginamos generalmente. El mundo actual es muy complejo y por tanto sus “matices del gris nunca tuvieron tanta importancia [como ahora]” (EOM, 2020, p.197).

Que la huelga a la japonesa no existe, los Estados Unidos de América no es el país de las oportunidades, la especie humana no está dividida en razas, la crisis en Venezuela no se explica únicamente por el petróleo, Inglaterra no es un país o las fakes news no son algo nuevo del siglo XXI son tan solo algunos de los mitos que se desarman a lo largo de la obra.

Sin embargo, la obra incurre en algún que otro error. Destaca, a mi entender, por encima de los demás el siguiente: “China no es un país comunista” (EOM, 2020, p.204). Es muy aventurado hacer una afirmación de tal calado y justificarla en apenas dos páginas. No puede aseverarse tal cosa sin indagar en múltiples aspectos de la República Popular China empezando por la existencia del Partido Comunista Chino o la relación entre las distintas corrientes del pensamiento clásico chino (confucianismo, legismo, mozismo…) y el marxismo entre otros.

Cabría decir que se echa en falta en el libro un capítulo o sección relacionado con el narcotráfico en la actualidad. Teniendo en cuenta que, por un lado, los problemas con el narcotráfico siguen estando a la orden del día en numerosas zonas del mundo causando grandes males a la sociedad internacional; y que, por otro lado, las películas, series y documentales cuyas temáticas giran en torno al narcotráfico han proliferado enormemente en los últimos años y están generando en el gran público que los ve determinadas concepciones erróneas y/o parciales sobre el narcotráfico; podría haber sido interesante que los autores del libro hubieran incorporado algún apartado que pudiera corregir dichas concepciones para alcanzar la verdad (muchas veces esas series, películas y documentales se centran más en la estética del contenido o en ser mercantilizados que en decir la verdad sobre aquello que muestran). No obstante, y es de agradecer, en el libro se dedica un capítulo entero a la cuestión del virus COVID-19 y nos recuerde que, sin quitar seriedad a la situación actual internacional para con la pandemia de 2020, este no es ni el primer virus ni el más peligroso de la historia.

En definitiva, salvando algunas excepciones como la anteriormente mencionada con respecto a China, los autores consiguen lo que pretenden, es decir, hacer mella en los gigantescos muros de las ideas preconcebidas o falsas creencias que se han erigido en torno a nuestras mentes a través de la “invitación a la duda, que no a la desconfianza” (EOM, 2020, p.18). Los autores del “El mundo no es como crees” han demostrado, y en su primera publicación editorial nada menos, que su libro es, a un mismo tiempo, combativo por y comprometido con la verdad para que aquellas tozudas mentes que se aferran a sus creencias, dogmas, sesgos, prejuicios e ideas preconcebidas aspiren a reflexionar y entender que el mundo no siempre es como se cree.

Bibliografía utilizada para escribir esta reseña:

El Orden Mundial en el Siglo XXI (2020): El mundo no es como crees. Ariel, Barcelona.

Página web oficial de El Orden Mundial en el Siglo XXI. Dirección URL: https:// elordenmundial.com

Autor: Pablo García Ariño

Pablo García Ariño. Actualmente soy estudiante de ciencias políticas y filosofía además de joven investigador en innovación docente en la Universidad Complutense de Madrid, España. Apasionado de las lecturas de profundo contenido. No dudéis en contactarme: pablogarciaarino11@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.