Cómo escribir una reseña en 10 pasos

Muchos lectores y estudiantes se preguntan cómo escribir una reseña de un libro de forma fluida e interesante y sin que sea un resumen aburrido. Pues bien, lo más importante para escribir una buena reseña es haber leído el libro con interés y respeto. Es decir, una lectura desinteresada no producirá nunca una buena reseña. Una lectura comprometida está en la base de todo proceso de aprendizaje a través de los libros y la lectura.

Escribir una reseña es una respuesta del lector frente a la información que ha leído y el conocimiento que ha adquirido. A continuación se presentan 10 puntos importantes para guiar la escritura de una reseña de un libro.

Cómo escribir una reseña en 10 pasos

1. Datos de la publicación

Incluye los datos de la publicación, cuál edición es, de qué año, cuál editorial, etc. Muchas veces estos datos dicen cosas interesantes del libro. Por ejemplo, si has leído la décima edición de un libro quiere decir que éste se ha agotado nueve veces en el mercado, y que lo han vuelto a imprimir debido a la demanda que tiene. Vamos, que una nueva edición significa que el libro ha sido exitoso.

2. Cómo empieza y cómo termina

Presta atención a cómo empieza y cómo acaba el libro: la primera página de un libro contiene muchas de las claves de lo que será toda la historia (no confundir con la primera página del prólogo). En la historia de la literatura hay párrafos iniciales memorables. Cómo empieza y cómo termina una narración son momentos muy importantes, son la puerta de entrada y de salida.

3. Frases memorables

Tomar notas de los aspectos interesantes o frases destacadas es un hábito común en todo buen lector. En los libros hay verdaderas joyas del pensamiento humano expresadas en frases brillantes que dan cuenta de toda una época, una ideología, un sentimiento profundo o una reflexión poderosa.

4. los personajes y su carÁcter

identificar la personalidad y carácter de los personajes es clave. Cómo se expresan, qué les gusta, qué dice el relato acerca de sus hábitos. ¿Los personajes son verosímiles? ¿Crees lo que dicen? Siempre se ha de considerar al héroe y el villano. En los relatos, por lo general, hay dos personajes que encarnan dos fuerzas que chocan.

5. Un esquema

Hacer un esquema puede ser útil para entender relatos e historias donde hay cierta complejidad en la trama. Por ejemplo, en Cien Años de Soledad es muy útil hacer un esquema de la descendencia de los Buendía, simplemente para reducir el “riesgo” de confundirse.

En el caso de un ensayo o un libro de ciencias sociales, tener un esquema conceptual es muy útil para analizar las propuestas, teorías e ideas en general del libro. Un buen esquema puede llegar a ser una “hoja de ruta” para no perderse en libros con mucha y muy diversa información.

6. El tema y reflexión de fondo

Identificar el tema de fondo y su relación con la realidad social es leer un poquito más profundamente. Buscar si hay un tema de fondo es hacer una lectura que reconoce el vínculo entre la ficción literaria y la experiencia social en la vida cotidiana.

Libros tan conocidos como la saga del Señor de los Anillos nos habla de la clásica batalla entre el bien y el mal o el triunfo sobre los tiranos. Las Fábulas son el ejemplo más claro de cómo traer temas que nos tocan a todos a un formato ficcional. Identifica esto en una lectura e incluirlo en una reseña se agradece.

7. Algo pertinente sobre el autor

Es innegable que hay un autor en el nacimiento de un libro (algunos no quieren oir nada de nada sobre los autores). A veces, directa o indirectamente, el autor reconoce si su obra es autobiográfica o no. En todo caso, una reseña de un libro puede incluir los aspectos del autor que más llamen la atención al lector.

Por ejemplo, Borges es uno de esos autores muy presentes en su obra. Otros como George Sand también tienen un brillo especial, en este caso porque era una mujer (Aurore Dupin) que publicó con un seudónimo masculino debido a la represión social del siglo XIX a las mujeres.

8. Tu experiencia personal

Incluir qué experiencia personal te ha dejado la lectura es uno de los puntos más importantes. Reconocer qué sentimientos, pensamientos, sueños e incluso miedos ha despertado una lectura es disfrutar de la influencia que un libro y su contenido tiene sobre nosotros.

La experiencia personal y subjetiva de leer un libro es el efecto de esa información. Compartir esta experiencia es conectar con otros lectores que tal vez tuvieron una experiencia similar o iniciar un debate con otros que han sentido algo muy diferente.

9. Conexiones con otros libros

Los libros no son islas perdidas, están conectados con otros libros, através del autor o del tema. Puedes hacer conexiones con otros libros, estilos o géneros que hayas leído y darle riqueza al comentario que hacer de tu lectura. Por ejemplo, los libros de ciencia ficción son un conjunto interconectado; los libros eróticos tienen en común un juego de sugerencias y sensualidad; la novela histórica por supuesto guarda un estilo y recursos que se repiten a lo ancho de estas publicaciones.

10. Recomendación de lectura

Finalmente, después de hacer una lectura atenta ¿podrías recomendar la lectura del libro? ¿a qué público la recomendarías? La recomendación de lectura es muy importante porque puede significar el éxito de una publicación o todo lo contrario.

La recomendación puede ser positiva o negativa. Si has leído un libro que te ha hecho perder el tiempo y tienes argumentos para demostrarlo ¿por qué no compartir esta opinión? tal vez salvarás a otros de no entrar en ese mundo. Por el contrario, si has leído un libro enriquecedor y su impacto te ha cambiado aunque sea un poco, qué satisfactorio es compartirlo.